La Gota esa enfermedad facil de tratar…muchas veces….

Estándar

La gota úrica, es producida por el depósito en las articulaciones de cristales de Urato Monosódico, y es una de las enfermedades reumáticas más fáciles y sobre todo más agradecidas para tratar. En primer lugar porque muchos pacientes solo tienen muy pocos episodios articulares agudos a lo largo de su vida, y con un tratamiento estándar el episodio va a curar por completo y puede que no vuelva en meses o incluso algún año a tener nuevos episodios de artritis. El problema empieza cuando una vez establecido el diagnóstico, el médico decide empezar un tratamiento crónico para descender los niveles en sangre de ácido úrico y evitar tofodasí, nuevas crisis articulares. El fármaco más utilizado para este propósito es el allopurinol, más conocido por su nombre comercial Zyloric®. Este producto es sumamente eficaz en la reducción de los niveles de ácido úrico en sangre (200-300 mg diarios, es la dosis habitual), aunque a veces hay sujetos que necesitan dosis más elevadas. Uno de los problemas frecuentes es el de encontrarse con pacientes que a pesar del tratamiento, mantienen unos niveles elevados de ácido úrico. Aquí se plantean dos situaciones: a) que el paciente no tome la medicación de forma constante o b) que realmente el allopurinol sea realmente ineficaz. Normalmente el médico tiende a desconfiar de la constancia del paciente en la toma del medicamento. Esto puede deberse a que el gotoso, en las fases inter críticas se encuentra perfectamente bien, y puede pensar ¿para un episodio al año que tengo es necesario tomar una pastilla diaria?. Muchas veces es difícil saber si el enfermo nos dice la verdad, pero como dije antes, la desconfianza del médico hacia el paciente suele ser la norma. En el segundo supuesto, está el paciente cumplidor, que a pesar de tomar el medicamento ‘religiosamente’ el ácido úrico no disminuye. Se estima que el porcentaje rebelde al allopurinol puede rondar el 20-30%. En estos casos, hoy disponemos de fármacos mucho más potentes, como el Febuxostat, que es sumamente eficaz en la mayoría de los casos.

En cualquier caso la gota úrica es una enfermedad tratable y es totalmente evitable que un paciente llegue a los extremos de una gota crónica, con destrucción muy importante de las articulaciones , la aparición de tofos (ver imágen, que son depósitos de ácido úrico en las articulaciones y en los tejidos blandos) y con afectación visceral grave, como a veces ocurre con el riñón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s