¿Por qué los pacientes gotosos tienen brotes de artritis durante el tratamiento?

Estándar

Cuando un paciente que está diagnosticado de gota comienza a tratarse con fármacos que descienden los niveles de ácido úrico, el urato depositado en los tejidos alrededor de las articulaciones se moviliza, y no es infrecuente que esto origine episodios de gota. Este es el motivo principal por el cual pacientes que inician tratamiento, puedan tener más episodios de gota, lo que hace pensar al paciente que el tratamiento es ineficaz. Nada más alejado de la realidad, estos ataques se producen porque estamos vaciando los depósitos de ácido úrico almacenados. Por ello, es práctica común que durante los primeros meses se asocie al fármaco que desciende los niveles, (normalmente allopurinol), un granulo de colchicina como profiláctico para evitar las crisis. Sin embargo, no es infrecuente ver una práctica nada aconsejable que es suspender el allopurinol hasta que pase la crisis gotosa, y una vez subsanada reiniciar el tratamiento con allopurinol. Nunca se debiera hacer esto. El paciente tiene que seguir con su tratamiento y añadir el tratamiento que el médico crea necesario para cortar la crisis (normalmente antiinflamatorios o corticoides). Si suspendemos el tratamiento, el paciente tendrá que empezar a tomar de nuevo allopurinol, cuando el brote haya pasado con el consiguiente riesgo de que un nuevo brote aparezca de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s