Dr. ‘Estoy Preocupado porque tengo las Pruebas Reumáticas positivas’….

Estándar

En la reumatología española, desconozco lo que pasa en otros países, ha existido durante muchos años un equívoco que únicamente prueba hasta que punto el desconocimiento de las enfermedades reumáticas era una realidad. Me refiero a la realización de unos test de laboratorio llamado ‘Pruebas Reumáticas’ que anunciaban que el paciente padecía un proceso de esta índole, y que en la mayoría de los casos era absolutamente falso. Lo peor del caso, es que aún bien entrado el siglo XXI, algunos laboratorios privados españoles, siguen incluyendo una serie de pruebas de laboratorio con la denominación conjunta de ‘Pruebas Reumáticas’.

¿Pero que son las Pruebas Reumáticas?

Pues bien estas pruebas consisten en 3 determinaciones que en la mayoría de los casos nada tienen que ver con procesos reumáticos

  1. El primero es la determinación de la PCR (Proteína C Reactiva). Esta proteína puede estar aumentada, ante cualquier proceso inflamatorio o infeccioso del organismo, como por ejemplo, una neumonía, un flemón dentaría, una gripe, etc. Por supuesto también puede aumentar en algunos procesos reumáticos pero, como se ha dicho, son tantos en los que puede incrementarse sin tener reumatismo, que hay que tener mucho cuidado con su interpretación.
  2. El segundo es el ASLO. De eso ya hablamos en este blog en su día. El ASLO, lo único que significa es que ha habido una infección pasada, por el estreptococo beta hemofílico, una bacteria que se asocia con la amigdalitis y que en su día esta infección estaba relacionada con la fiebre reumática, una enfermedad prácticamente desaparecida de España
  3. Finalmente, el tercer componente de esta triada es el Factor Reumatoide, que se asocia en un 50-70% con la artritis reumatoide. Sin embargo hay que ser sumamente cauteloso al interpretar este dato, ya que títulos bajos son muy frecuentes en personas de más de 70-75 años, sin que padezcan esta enfermedad y por otro lado la presencia de este anticuerpo puede ser debido a otras muchas enfermedades, que en la mayor parte de los casos nada tienen que ver con la artritis reumatoide o un proceso reumático.

Por tanto si alguien le dice: ‘Tiene usted las pruebas reumáticas positivas’ no se asuste y consulte a un reumatólogo. El le sacará de dudas y verá como en la mayoría de los casos, son alteraciones sin relevancia clínica

La Fiebre Reumática y el Título ASLO. Verdades y mentiras…

Estándar

La fiebre reumática o reumatismo poliarticular agudo (RPA) es un proceso ligado a la infección previa por un germen bacteriano, el estreptococo beta hemolítico, que hizo estragos en muchos países, especialmente en los años de ‘hambruna’ y cuando las condiciones de alimentación vivienda etc. no eran las adecuadas. En España tuvo un gran auge después de la guerra civil y duró hasta que las condiciones sociales mejoraron sustancialmente. Sin embargo, a partir de los 80-90 comenzó a ser una rareza, aunque posteriormente, a partir de finales del siglo XX y principios de éste, tuvimos de nuevo casos asociados a las malas condiciones sanitarias en las que habitaban la inmigración más pobre. Es obvio, que esta enfermedad también hizo sus estragos en la España anterior a la guerra, siglos XIX y principios del XX. El gran problema de esta enfermedad no es el reumatismo en sí mismo, ya que se cura y no deja secuelas, sino las lesiones cardiacas a nivel de las válvulas cardiacas, con lesiones a veces mortales. Por eso se decía que el RPA ‘lame las articulaciones y muerde el corazón’. Pero al albur de este comentario creo que es preciso dejar bien establecido la cantidad de diagnósticos de RPA, que se han realizado sin ningún sentido o mejor dicho únicamente a expensas de el título ASLO elevado. ¿Qué es el título ASLO?. Simplemente señala que el sujeto ha tenido en su día una infección por el germen causal (estreptococo) y el ASLO refleja en sangre el nivel de anticuerpos que el individuo desarrolla ante ese germen, al cual, muy probablemente dejó de estar infectado meses o años atrás.. Ha sido práctica corriente tratar a estos pacientes con cantidades ingentes de penicilina a veces durante años, con la vana ilusión de curar una enfermedad que no existía. Por tanto, mucho cuidado con los tratamientos con antibióticos, fundamentalmente penicilina, exclusivamente basados en el titulo ASLO elevado. Esto no es ningún criterio de enfermedad y es totalmente inútil exponer al paciente a un tratamiento a todas luces inútil. Si tiene un hijo (normalmente la enfermedad afecta a chicos de ambos sexos, en la infancia y juventud) que le plantea dudas si tiene o no RPA, consulte con su pediatra o reumatólogo