Osteoporosis Para Profesionales

Estándar

En esta segunda entrega, La Dra. Pilar Aguado escribe un resumen de lo que el Profesional de la Salud debe conocer sobre la Osteoporosis. Desde estas líneas quiero agradecer a dicha Facultativa su desinteresada colaboración. Es una colaboración que no tiene precio, ya que está escrita por una de las personas que más sabe sobre este tema en España.

Introducción. Concepto Osteoporosis.

En la actualidad el concepto de osteoporosis ha trascendido el mero aspecto cuantitativo de la densidad mineral ósea y se define (1) como una enfermedad del esqueleto caracterizada por una alteración de la resistencia ósea que predispone a una persona a un incremento del riesgo de fracturas, teniendo en cuenta que la resistencia ósea engloba aspectos cuantitativos pero también cualitativos o de calidad ósea.

Su impacto en la salud viene determinado fundamentalmente por las consecuencias de las fracturas. La repercusión que éstas tienen en términos de calidad de vida y de morbimortalidad hace que exista consenso entre la comunidad científica en que es importante realizar intervenciones dirigidas a la prevención de las fracturas clínicas osteoporóticas. Sin embargo existen amplias discrepancias entre las diferentes recomendaciones sobre cuál es la estrategia más adecuada para prevenir las fracturas, lo que da lugar a una gran variabilidad en la práctica clínica, sobre todo, en la indicación de la densitometría y en el tratamiento farmacológico en prevención primaria.

La Osteoporosis es uno de los procesos médicos más prevalentes en las Consultas de Reumatología. Cada vez más se hace necesario identificar a los pacientes con más riesgo de fractura para centrar en ellos los recursos diagnósticos y terapeúticos, y esto es especialmente relevante en un entorno de recursos finitos, donde éstos deben situarse en la población que más se beneficie de ellos. Hoy conocemos también mejor las limitaciones en la duración de algunos tratamientos, por lo que precisamos saber en qué momento de la historia natural de la enfermedad el riesgo global del paciente es suficientemente relevante para iniciar un tratamiento adecuado.

seguir leyendo

Enfrentándonos a las malas noticias…

Estándar

Cuando nos enfrentamos al paciente por primera vez y le tenemos que dar una ‘mala noticia’, creo que muchos de nosotros no somos conscientes del impacto que nuestras palabras tienen en el paciente. En reumatología es muy raro que hablemos de: cáncer, enfermedades neurológicas graves, etc pero sí lo hacemos de otros procesos, como la artritis reumatoide, el lupus, la espondilitis anquilosante, etc que si no son tratadas adecuadamente van a repercutir en la vida de los pacientes, tanto desde el punto de vista de discapacidad como de calidad de vida, de forma muy importante. Personalmente, creo que estas situaciones son especialmente dramáticas cuando el diagnóstico se hace en mujeres jóvenes, entre 20-35 años. Es frecuente que te miren a la cara, serias, sin parpadear, hasta que unos lagrimones empiezan a surcar sus mejillas. Entonces y solo entonces, te das cuenta del impacto que han tenido tus palabras y, posiblemente, de la poca sensibilidad que has tenido cuando le has comunicado el diagnóstico, o lo que es peor, lo mal que has sabido explicarle la enfermedad que padece.

Llorar es liberarse, soltar la amargura de un futuro que hasta hace unos meses era maravilloso y ahora se ha roto en añicos ,porque el paciente es consciente de que se enfrenta a una enfermedad con la cual tendrá que luchar toda la vida. Pero a la vez tenemos que saber como reconfortar al paciente. Hoy no estamos en los años 80, estamos en 2015 con unas posibilidades terapéuticas imposibles de soñar tan solo hace 15 años. Explicar con detalle estas oportunidades terapéuticas y que la enfermedad, diagnosticada en este momento del siglo XXI, nada tiene que ver con la que sufrieron los pacientes tan solo hace 20 años, es crucial. Solo el conocimiento de la enfermedad en profundidad por parte del enfermo, el poderle ofrecer una comunicación fácil ante cualquier adversidad y saber inspirar la confianza que el enfermo precisa, nos hará ganar la primera batalla. Lástima que esto no se enseñe en la Facultad de Medicina…

emartinmolablog.com