Experimento de dietas. Cáncer de Colon y Dieta. Un interesante experimento

Estándar

Un simple intercambio de dietas entre dos grupos de personas de costumbres muy alejadas ha dado un inesperado y sorprendente resultado.

Los investigadores del cáncer llevan tiempo tratando de averiguar por qué razón en unos lugares hay mayor incidencia de ciertos tumores que en otros. Está claro que en estos casos intervienen factores ambientales, pero no resulta fácil identificarlos y menos aún determinar qué mecanismos celulares alteran para dar lugar al proceso cancerígeno. El cáncer de colon es uno de los tumores en los que se observa una incidencia muy desigual en diferentes regiones del mundo. En este caso, sí que se ha podido demostrar que hay un factor diferencial determinante: la dieta.

Numerosos estudios han demostrado una relación directa entre una dieta pobre en fibra y el cáncer de colon. Lo que no se sabía es que un cambio de dieta pudiera tener un efecto fulminante, tanto en positivo como en negativo, sobre los mecanismos celulares que conducen al cáncer. Eso es lo que indica un interesante estudio de escaso valor estadístico pero alto interés conceptual publicado en Nature Communications.

El experimento consistió en dar durante un tiempo la dieta de muchos norteamericanos —hamburguesas con mayonesa, patatas fritas, perritos calientes y costillas— a un grupo de personas de una zona rural de Zululandia (Sudáfrica); y la que toman los zulúes — arroz, papillas de maíz, mango y frijoles — a un grupo de Pittsburg.

Los investigadores no esperaron a ver qué efectos tenía a largo plazo. Observaron con una cámara qué ocurría en el intestino. Y comprobaron con sorpresa que en pocos días, el cambio de dieta causaba en los africanos procesos de inflamación y otras alteraciones en la mucosa intestinal que están en la base de un futuro tumor.

La hipótesis que ahora debe someterse a estudios más extensos es que la dieta produce efectos inmediatos en la flora bacteriana. Mientras llegan resultados definitivos, será mejor aliarse con las bacterias intestinales dándoles lo que necesitan para protegernos del cáncer. Pero sin caer en conclusiones precipitadas, pues la dieta no es el único factor que interviene. La genética es otra variable, y esencial.

Fuente Diario El País 4 de Mayo de 2015. Madrid

La dieta del paciente con Gota. Mucho más sencilla de lo que parece…

Estándar

La gota es una enfermedad reumática producida por un exceso de ácido úrico en sangre, que se deposita en las articulaciones, produciendo episodios de artritis sumamente dolorosos, pero recortados en el tiempo. También existe la gota crónica, en la cual no suelen existir esos episodios agudos, pero a cambio existe inflamación crónica de las articulaciones, que termina con importantes daños estructurales articulares y los llamados ‘tofos’. Los tofos, son depósitos de ácido úrico en los tejidos blandos, como las orejas, manos, pies y otras localizaciones. La gota crónica, si no se trata, es una enfermedad grave que puede producir entre otras cosas, Insuficiencia Renal. La gota úrica, tradicionalmente es una enfermedad del varón, y muy rara en la mujer. Sin embargo, cada vez es más frecuente verla en mujeres después de la menopausia, especialmente, en las obesas, con la tensión arterial elevada y que son tratadas con diuréticos del tipo de las Tiazidas, que elevan el ácido úrico.

Alimentación

Dice una vieja frase, que yo solo he oído en España, que en una boda, solo lo pasan mal dos personas: el novio y el diabético que va a la boda. Quizás a esta pequeña broma se podría añadir, al paciente con gota. No obstante, han pasado los tiempos en que al paciente gotoso se pretendía ‘torturarlo’ con dietas exageradas, en las cuales prácticamente les estaba prohibido comer cualquier cosa. Esto se ha debido a dos factores fundamentalmente: el Podagraprimero a que con las medicaciones actuales es posible reducir las cifras de ácido úrico a niveles normales (por debajo de 6 o mejor 5 mg/dl, si es una gota con tofos) y el segundo, porque está demostrado que una dieta estricta en purinas (las que producen ácido úrico) solo es capaz de reducir las cifras de ácido úrico en sangre en un 10%.

Sin embargo existen unas pautas que todo paciente gotoso debe conocer y que si no se cumplen, pueden ser causantes de ataques de gota:

  • Corregir la obesidad y el sobrepeso
  • Debe hacer ejercicio
  • Controlar la Tensión Arterial
  • Restringir al máximo
    • moluscos, crustáceos y marisco en general
    • vísceras y carne roja
    • Cerveza y licores con alto nivel de alcohol
  • Una vez que se tiene en cuenta lo dicho con anterioridad, el gotoso tiene que tener en cuenta, que su mayor enemigo son los grandes festines y celebraciones, en los cuales la comida y bebida corre en abundancia, Una gran ‘comilona’ es uno de los principales factores para que se desencadene un episodio de gota. Por eso se dijo que era una enfermedad de ‘Reyes’, tan aficionados ellos a la ‘mala vida’.

Sin embargo, y aquí está la buena noticia, el paciente con gota puede beber vino con moderación, ya que no incrementa los niveles de ácido úrico.

Por tanto, si usted tiene gota, haga caso de estas recomendaciones dietéticas, pero además tome con absoluta escrupulosidad la medicación que le hayan dado, para bajar los niveles de ácido úrico. De ello hablamos pronto…

Alimentación y Reumatismo ¿algún tipo de alimentación especial?

Estándar

Otra de las preguntas my frecuentes en los pacientes que tienen alguna enfermedad reumática, es si existe algún tipo de alimentación o dieta especialmente indicada para su enfermedad. Si tiene la curiosidad de ir a google y teclear reumatismo y alimentación o dieta, se quedará sorprendido de la enorme cantidad de información, la mayor parte de ella inútil o inventada, para tratar con distintos alimentos, la artrosis, la artritis reumatoide u otros procesos. La Gota la dejo para un capítulo aparte

NO está demostrado que haya una dieta específica que sea fundamental para ninguno de estos procesos. Bueno sí, existe una, el sentido común, y ¿en qué consiste?. En nuestra dieta mediterránea, pero esto no es para el reumatismo, esto es para vivir mejor y más tiempo:

  • Si es obeso o tiene sobrepeso, adelgace. Combínelo con ejercicio físico
  • Aliméntese 5 veces al día
  • Use Aceite de Oliva
  • Tome fruta, verduras y legumbre en abundancia
  • También pasta, pero ¡ojo con los condimentos¡
  • Tome pescado rico en omega 3 (pescado azul, como salmón, sardinas, etc) pero tenga en cuenta que son bastante calóricos y pueden engordar
  • tome algún fruto seco, no muchos, también engordan.
  • Coma carne blanca. La carne roja solo se recomienda 1 vez cada 12-15 días
  • Evite frituras (patatas de bolsa, las chips británicas, etc)
  • Puede tomar varios huevos a la semana (5-6)
Dieta Mediterranea

Dieta Mediterranea

  • Evite los embutidos y los quesos muy grasientos.
  • Pero hombre de vez en cuando dese un ¡homenaje¡ que por un día no se va a ir a la tumba
  • Beba una o dos copas de vino al día. Pero que sea vino bueno. Ya sabe lo que dicen los ingleses, life is too short to drink bad wine (la vida es demasiado corta para beber un vino malo)
  • Y poco más, pero sobre todo sentido común, mucho sentido común

http://dietamediterranea.com/dieta-mediterranea/que-es-la-dieta-mediterranea/

Consulte en www.d-medical.com