Metotrexato. ¿Cuáles son los Efectos Secundarios del Metotrexato más frecuentes?

Estándar

 

Como ya hemos mencionado en diversas ocasiones, los efectos secundarios que pueden aparecer con la toma de Metotrexato (MTX) son en su mayoría leves, aunque eso no obsta para que en un determinado grupo de pacientes haya que suspenderlo. Por lo tanto, una cosa es la gravedad y otra las molestias derivadas de su uso, que algunos pacientes no pueden (o no desean) sobrellevar.

Las molestias más frecuentes con la toma de MTX son: falta de apetito, nauseas y/o vómitos, ‘dolor de estómago’ y diarrea. En absoluto tienen que aparecer todos a la vez, ya que hay pacientes que solo tienen nauseas, otros diarreas y otros, finalmente, un agrupamiento de los síntomas mencionados. En otros casos el paciente refiere mareos, dolor de cabeza o alteración del estado de ánimo

Con menor frecuencia pueden aparecer: aftas bucales o (mucho menos frecuente) úlceras en estómago o en el intestino.

Hay pacientes que notan caída fácil del cabello (pero prácticamente nunca, hasta llegar al punto de la alopecia que ocurre con la quimioterapia)

Otros pacientes cuentan que el día de la toma del MTX y el día siguiente se encuentran ‘mal’, están cansados, sin ganas de hacer nada

¿Se pueden corregir estas molestias?

La respuesta es SI. La toma de ácido fólico al día siguiente (que todos los pacientes toman) mitiga en muchos pacientes la aparición de estas molestias. En personas con los síntomas descritos arriba, muchas veces incrementar la dosis de ácido fólico suele ser suficiente para aliviar los síntomas. Otras veces es necesario añadir otros fármacos para aliviar las molestias.

Como dijimos arriba, estos efectos secundarios se consideran ‘leves’, en el sentido de que no comprometen en absoluto el futuro del paciente. Pero hay que reconocer que a veces son tan intensos que no queda más remedio que suspender el fármaco. No obstante lo comentado, solo en pocos pacientes hay que llegar a este extremo.

¿Y el hígado?…en el próximo post…hablaremos de ello…

¿Es el Metotrexato un fármaco peligroso? Desmontando un mito

Estándar

 

Cuando se plantea por primera vez a un paciente la posibilidad de administrarle Metotrexato (MTX), no es infrecuente que el paciente entre en pánico (perdón por el anglicismo). En estos casos, se requiere tiempo y mucha delicadeza, para explicar que lo que estamos proponiendo es un tratamiento con un fármaco sumamente eficaz y que en la mayoría de los pacientes no va a originar ningún efecto tóxico.

Probablemente la mala fama del MTX tenga sus orígenes en su uso como una medicina anti-tumoral (quimioterapia) y de hecho lo es y se sigue utilizando para este propósito. Sin embargo, el uso del MTX en las enfermedades reumáticas y autoinmunes se lleva a cabo con dosis mucho mas bajas y por lo tanto con una tolerancia infinitamente mejor. Después de los primeros estudios llevados a cabo en la década de los 80 y publicados en el New England Journal of Medicine quedó patente que este fármaco era capaz de controlar la Artritis Reumatoide como ningún fármaco lo había hecho hasta el momento.

Tras muchos años utilizándolo, no existe ningún compuesto químico ni biológico, que lo haya desplazado como la primera piedra de toque, para tratar la Artritis Reumatoide (y otros procesos autoinmunes); y si esto es así, también lo es porque aparte de la eficacia que ha demostrado, también tiene un perfil de seguridad muy aceptable. Todos los pacientes a los que se les propone un tratamiento con MTX, tienen que saber que si los riesgos fueran superiores a los potenciales beneficios, su uso no estaría aprobado.

Embarazo y Metrotrexato ¿Qué debo hacer?

Estándar

Una de las preguntas más habituales en la práctica diaria está relacionada con el uso del metotrexato (MTX) en la mujer fértil. El MTX es potencialmente teratógeno para el feto, por lo que cualquier mujer que desee quedar embarazada deberá suspenderlo. La recomendación actual es dejar de tomarlo 3 meses antes de la ‘posible’ fecundación. Por ello cualquier mujer que pretenda quedarse embarazada deberá consultar a su reumatólogo, para que este/a la vigile durante el periodo crucial que va desde la suspensión del fármaco hasta el hipetético embarazo.

Así mismo, hoy se recomienda que el varón que esté tratándose con MTX suspenda este fármaco también 3 meses antes de poder tener descendencia.

Aunque el riesgo es bajo para el lactante (www.e-lactancia.org) la norma general es no aconsejarlo durante la lactancia

El Metotrexato, ese gran fármaco al cual no hay que temer…

Estándar

El metotrexato (MTX) es el fármaco considerado como el gold standard (fármaco de referenciapara tratar algunos de los reumatismos autoinmunes más relevantes, pero fundamentalmente la Artritis Reumatoide (AR). Tan pronto el médico sospeche que el paciente sufre de AR, hay que comenzar a tratar al paciente con este fármaco. Se ha demostrado que dentro de los fármacos convencionales es el más eficaz y además tiene la ventaja de que se administra una vez por semana. Siempre se complementa con una dosis de ácido fólico que se toma a las 24 horas de recibir el MTX.

Aunque hubo algunos estudios previos, el MTX fue demostrado como fármaco eficaz en los años 80. Y desde entonces se ha mantenido en la cúspide. Al principio, las dosis que se administraban eran muy pequeñas (7,5 mg mg semanales) y además se planteó que probablemente fuera necesario hacer una biopsia hepática al año de tratamiento, por considerarlo un fármaco hepatotóxico. Sin embargo, fueron estudio posteriores los que evidenciaron que la dosis tenía que ser bastante más alta (entre 15 y 25 ó 30 mg semanales) y que no había lugar a realizar una biopsia hepática salvo en casos excepcionales. En general se tolera bien, y tiene dos presentaciones: una oral y otra inyectable. A partir de los 20 mg es preferible esta última, ya que 20 mg por vía oral no se llegan a absorberse del todo. No obstante, hay pacientes que tienen intolerancia al fármaco o que presentan efectos secundarios, en general benignos pero muy molestos, lo que obliga a la retirada definitiva del fármaco

Pero el problema del MTX, si así se le puede llamar no es este. El problema real es la cara de ‘espanto’ que ponen algunos pacientes cuando se les informa de que van a ser tratados con este producto. El MTX a dosis bastante más altas que las empleadas en la AR es un fármaco antitumoral, y mucha gente interpreta que lo que se le está proponiendo es darle quimioterapia. Nada más lejos de la realidad. A las dosis mencionadas el MTX no es un quimioterápico y sí, en cambio, dentro de los fármacos convencionales, uno de los fármacos más eficaces para tratar la AR. Es responsabilidad del reumatólogo, explicar al paciente con todo lujo de detalles, si así lo requiere el paciente, el fármaco que va a recibir (MTX) y en mi dilatada experiencia, hasta ahora, han sido muy pocos los pacientes que lo han desechado de plano.

Una precaución que hay que tener en cuenta, es que si quien lo toma es una mujer y quiere quedarse embarazada, lo deberá suspender 3 meses antes de la posible fecundación del óvulo, y lo mismo aplica para el varón que quiera tener descendencia.

No increased risk of lung disease with methotrexate in Psoriatic Arthritis PsA

Estándar

Methotrexate is not associated with an increased risk of pulmonary disease in patients taking it for the treatment of psoriatic arthritis, psoriasis, or inflammatory bowel disease, a meta-analysis has found.

The analysis of results from seven double-blind, randomized, controlled studies, involving a total of 1,640 participants, showed no increased risk of total adverse respiratory events – infectious or noninfectious – or pulmonary deaths in patients taking methotrexate, compared with controls, according to Dr. Richard Conway of the department of rheumatology at Galway (Ireland) University Hospitals and his coauthors.

Methotrexate has previously been implicated as a cause of lung toxicity, and the prevalence of methotrexate-related interstitial lung disease has been reported as high as 11.6% in rheumatoid arthritis, but studies of methotrexate-induced lung disease are confounded by the higher risk of pulmonary infections among patients with rheumatoid arthritis, the authors said (BMJ 2015 [doi:10.1136/bmj.h1269]).

“These findings, coupled with those of a previous study in rheumatoid arthritis, suggest that methotrexate-related lung disease is rare, if it exists at all,” the investigators wrote.

The investigators had no specific source of funding for the study and had no conflicts of interest to declare.